Hoy empezaría el juicio de la sobrina del jefe máximo del Cártel del Noreste Miguel Treviño Morales alias «Z 40», Sofía Del Carmen Monsivais Treviño, sin embargo, la misma se difirió para el 16 de octubre próximo.
Sofía del Carmen heredó la dirección del CDN cuando Ana Isabel Treviño Morales fue detenida en Noviembre del 2017 en Nuevo Laredo.
La señora Sofía del Carmen fue arrestada por la Marina armada de México en Enero del 2018, bajo cargos federales.
Al momento de su arresto, se le aseguraron 2 armas largas tipo AK 47 Calibre 7.62 mm
200 dosis de marihuana, 1 vehículo tipo BMW X6 con numero de placas SUG1057 en el cual se desplazaba.
Al concluir el tiempo que la ley otorga para que el juez la vinculara a proceso y al no hacerlo (extrañamente) por delincuencia organizada, y sólo por las 2 armas largas decomisada, unos horas antes de que la Federación la dejara en libertad el estado de Tamaulipas le ejecutó varias órdenes de aprehensión, acusándola del homicidio del coordinador regional de Pgj en Nuevo Laredo Ricardo Martínez Chávez, y 4 personas más.
Martínez Chávez, dos de sus escoltas y dos funcionarios de la dependencia fueron asesinados con más de 200 disparos el jueves 4 de enero del 2017 en dicha ciudad, cabecera operativa del CDN.
La teoría de la fiscalia es que ya Monsivais Treviño estaba inmiscuida en el control y manejo ilícito de bares, hoteles, y giros negros, rubro en el que Martínez Chávez incursionó, cerrando lugares controlados por dicha organización delictiva.
El próximo 16 de octubre a partir de la 1 de la tarde, iniciarán los alegatos de apertura en un juicio que se realizará por video conferencia con la detenida, ya que  por medidas de seguridad, la mujer se encuentra en un CeFeReSo del estado de Morelos.
Hablando de juicios, aún no concluye el de Rodolfo Jorge Cantú García alias «El Rorro Pedorro» y otros 5 presuntos  implicados en el homicidio del periodista Carlos Domínguez Rodríguez, ocurrido en Nuevo Laredo el 13 de enero del 2018.
A 2 semanas de su inicio, y con la defensa de los 6 acusados a cargo de un solo y caro abogado pagado evidentemente por Cantú García con la solvencia económica que los periodistas acusados por el mismo delito – es obvio– no tienen.
Firma de abogados y además litigio público, ya que los implicados han realizado una campaña defensora usando  medios de comunicación indiscriminadamente, publicidad que cuesta y cuesta mucho dinero.
Es más raro de lo que usted se imagina, que una sola persona sostenga el gasto jurídico de sus presuntos co-partícipes.
Seguramente influye que «El Rorro Pedorro» sea el tío consentido del ex alcalde neolaredense Carlos Cantú Rosas., con tanto dinero del pueblo saqueado a través de empresas falsas, se pueden muchas cosas.
El punto es que hasta hoy participarían los peritos particulares de Cantú García.
Sin embargo, hace 3 días una publicación chilanga, ya había asegurado que los «peritajes» no demostraron la conexión cercanía de Rodolfo Jorge Alfredo Cantú García, con el asesinato y con las personas encargada de atraer a la víctima entonces, ¿cómo la prensa sabe por anticipado la estrategia de la defensa y más aún, el «victorioso» resultado?
Mientras tanto, ha trascendió que un Agente Investigador experto en sistemas de tele comunicaciones ha demostrado todo lo contrario, se afirma que dicho especialista estableció el contacto telefónico el día del homicidio entre el «Rorro» y la persona encargada de atraer a Domínguez Rodríguez al lugar de la ejecución.
Cantú García registró varias conexiones telefónicas ese día, a 332 metros de la escena del crimen.
Tras la investigación de las redes técnicas, de cruces y mapeos de las líneas telefónicas, se pudo comprobar que el acusado, Gabriel Garza Flores, sostuvo comunicación en 5 ocasiones con Carlos Domínguez, la mañana de su asesinato.
Y no sólo él, Luis Ignacio Valtierra, otro periodista señalado como copartícipe, sostuvo comunicación también en 5 ocasiones con el dueño del café – y presunto amigo de Cantú García, café que éste fulano frecuentaba– al que fue atraído el hoy finado, posiblemente para su ejecución.
Nadie puede dar por sentado inocencia o culpabilidad aún, será un Juez quien determine la situación jurídica de estas personas.
Eso si, debemos recalcar que Rodolfo Jorge Alfredo Cantú García fue excarcelado con sus compañeros de causa, y trasladados desde sus diferentes centros penitenciarios, al penal de Nuevo Laredo, que «porque la video conferencia falló» en la primera fecha del juicio.
No pues, nada más falta que también la señora Sofía del Carmen Monsivais Treviño por enfrentar un delito del fuero común, como el «Rorro Pedorro» sea excarcelada y trasladada a su ciudad natal para su juicio, provocando con ello, intentos de rescate, emboscadas, balaceras y homicidios.
Y luego dicen que el tío de Canturosas Villarreal es un preso político del estado… Si fuese así, ni en mil años el juez hubiera ordenado su excarcelación y traslado.
En otros temas, los gasolineras de Nuevo Laredo fueron amenazados por el crimen organizado, para que no les vendan combustible a los policías del grupo especial del estado, ni a Fuerza Tamaulipas.
Parecen niñas lloronas!
Este acto intimidatorio, demuestra la desesperación y miedo de los delincuentes ante las acciones policíacas que el gobierno del estado ha desplegado en su contra.
De igual forma, el hecho condenable de balear un edificio que alberga unos 3 mil empleados de gobierno cuando está vacío, también es un acto intimidatorio que busca sembrar terror en la población para que el gobierno del estado, recule en su desición de acabar con el Cártel del Noreste.
Pero, al gobernador de Tamaulipas Francisco García Cabeza de Vaca no lo asusta ni el Peje, menos una turba de delincuentes armados.
Ya lo hizo con el CDG, neutralizando muchos «mandos» o enviándolos a prisión, los debilitó al grado de hacerlos robar hasta comida en las carreteras, desde luego que podrá lograr la desarticulación del CDN.
Uno de los puntos vulnerables de esta gente, es su nivel de adicción a alguna droga.

El cartel del Noreste hasta Uniforme usa. Pero con todo y sus armas y vestimentas fuera de lugar, este grupo delictivo siente miedo al ver que el gobernador Cabeza de Vaca no le baja ni un poco al combate frontal de estos criminales.

 

 

El juicio por homicidio promovido por el estado de Sofía Del Carmen Monsivais Treviño en agravio del coordinador de PGJ en Nuevo Laredo Ricardo Martínez Chávez y 4 personas más, ultimados con más de 200 balazos en 2017, se difirió de hoy, hasta el 16 de octubre. La detenida estará presente a través de video conferencia. En cambio el juicio del tío del ex alcalde Carlos Canturosas Villarreal, también acusado de Homicidio, pero en agravio de un periodista en Nuevo Laredo, está en su etapa concluyente. La diferencia es que, quién se dice «preso y perseguido político» Rodolfo Jorge Cantú García con todo y presuntos copartícipes, si fueron ex carcelados y trasladados de sus centros penitenciarios a Nuevo Laredo, que «porque fallaba mucho la video transmisión»… No pues, que mal trato recibe este fulano del estado que lo «persigue».

 

 

 

 

 

 

 

Nos Leemos La Próxima Vez.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

cuatro × 2 =

Publicar comentario