Resiliencia
Para ningún pueblo la construcción de la paz es un proceso sencillo.
La complejidad de dicha tarea requiere además de un líder, el esfuerzo de todo un pueblo, paciencia, objetivos claros, persistencia y una férrea convicción de repudio hacia la delincuencia organizada, es lo que pueblos como Nuevo Laredo y otros municipios de la entidad necesitan adoptar.
Miles y miles de quejas ciudadanas llegaron al jefe del Ejecutivo estatal, en el sentido que grupos de gente armada rondan Nuevo Laredo a todas horas y en cualquier zona de la ciudad, intimidado a los ciudadanos de bien quienes en más de una ocasión eran sometidos a revisión y procedimiento de identificación por los delincuentes con ínfulas de autoridad.
El 19 de Agosto la  Secretaría de Seguridad Pública estableció un operativo de vigilancia y disuasión en  Nuevo Laredo.
Al ver a los elementos de la PEA y vigilancia aérea, la delincuencia de la entidad atacó uno de los puntos de revisión, hiriendo seriamente a 3 elementos.
Días después el 23 de agosto, emboscaron el hotel donde se resguarda el personal policíaco acreditable, asesinando a uno de los elementos e hiriendo a otros.
El ataque fue la respuesta al traslado de un interno que presuntamente controlaba actividades ilegales dentro del penal, Movimiento ordenado por un juez y ejecutado por la policía estatal acreditable.
De ese tamaño la ignorancia, intolerancia y violencia del Cártel del Noreste, comandado por Miguel Treviño Morales desde el penal federal donde se encuentra y su sobrino Juan Gerardo Treviño Chávez alias «El Huevo», radicado en la ciudad.
El 27 de agosto a pleno medio día, los señores conductores de trailers que atraviesan la ciudad, fueron sorprendidos por los balazos cruzados a la altura del puente conocido como «los aguacates».
Pese a que se dieron aviso entre ellos vía radio frecuencia, no pudieron evitar que un par de conductores terminaran heridos y algunos daños materiales.
La reyerta fue tan dura que, varias líneas de transporte pararon por horas.
Una vez más, como en la emboscada donde fue asesinado un policía, la «Guardia Nacional» no llegó jamás.
Se supo después y extraoficialmente que los militares tienen órdenes de permanecer en las márgenes del Río Bravo y no acudir en auxilio de ninguna autoridad.
Fuerza Tamaulipas y el Grupo de Operaciones Especial del Centro de Análisis, Información y Estudios de Tamaulipas (Caiet) enfrentaron este nuevo ataque del CDN y la Tropa del Infierno.
Ese día 7 sicarios fueron abatidos en un primer enfrentamiento y 5 más cayeron por la noche en el poniente de la ciudad, no sin antes balear las instalaciones del décimo sexto regimiento militar.
Las autoridades de Tamaulipas neutralizar on a 12 sicarios del Cártel del Noreste y su reacción no se hizo esperar:
En voz de RAYMUNDO RAMOS VÁZQUEZ auto proclamado «Defensor de Derechos Humanos», los videos de protesta por la irrupción legítima del estado de fuerza y orden no se hicieron esperar.
RAMOS VÁZQUEZ en un desesperado intento por expulsar a los policías de Nuevo Laredo, trató de confundir a la opinión pública alegando que «vienen a hacer problemas donde no los hay» palabras más, palabras menos.
De modo que para el defensor de los derechos humanos, la presencia activa de gente armada en la ciudad no representa un problema ó un peligro para la población pacífica.
El amigo y «Compañero de mil batallas» de la directora nacional de NOTIMEX San Juana Martínez, asegura con otras palabras que la narco cultura en Nuevo Laredo es una cuestión tan arraigada que, la ciudadanía prefiere vivir bajo la operatividad del Cartel más sanguinario y mejor armado de México.
En uno de estos videos de Raymundo Ramos, el sujeto agrega que, si alguna persona requiere la presencia policíaca, debe llamar al 911, es decir que el gurú de los derechos humanos responsabiliza a cada ciudadano de su propia seguridad.
Usted lo recordará, RAYMUNDO RAMOS VÁZQUEZ es el mismo que se cita como cómplice y coadyuvante del CDN en la averiguación previa AP/PGR/SEIDO/VEITA/073/2015 que se inició el 23 de marzo de 2015 con la detención de Ramiro Pérez Moreno, alias el “Ramas”
Pérez Moreno, señala directamente al presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, Raymundo Ramos Vázquez, de recibir órdenes y dinero del Cártel del Noreste para realizar manifestaciones en contra de toda autoridad que se apersone en el municipio y trate de terminar con el remanente de ZETAS, es decir, el CDN.
Y en efecto, las protestas contra Fuerza Tamaulipas usando civiles supuestamente «víctimas» de tortura y un montón de acusaciones ridículas, no se hizo esperar.
La primera fue la noche del ataque al regimiento y la segunda, ocurrió afuera del hotel donde se hospedan los cuerpos de fuerza la tarde del 28 de agosto.
En ella, las finísimas personas que protestaron contra los uniformados les gritaban «contras» aceptando ser integrantes del CDN, también les reclamaban ser de «Reynosa» y ser «Cartel del Golfo».
Viniendo  de halcones viciosos se puede comprender la «inconformidad» de la presencia policíaca, pero, ¿cómo se justifica de periodistas, empresarios y defensores de derechos humanos?
En Nuevo Laredo hay mucha gente coludida con la delincuencia ¿cuando ha visto usted a un Raymundo Ramos acusando al CDN de desaparición forzada, secuestro, violacion, tráfico de personas, homicidio o cualquier otro delito?
¿Cuando ha visto el titular de «El Mañana» exigiendo al gobierno acabar o combatir el crimen organizado?
Es evidente que nunca, y no sucederá porque sus preferencias son claras.
Se nota de lado de quién están.

El ciudadano americano Juan Francisco Díaz de 17 años de edad, conocido como «El niño sicario del CDN», porque empezó a asesinar a los 13 años volviéndose noticia, fue muerto en el enfrentamiento del puente conocido como «Los Aguacates» a bordo de una Ram azul. «Juanito Pistolas» como era conocido, empezó su vida delictiva cuando su padre fue asesinado curiosamente a manos del mismo Cártel que lo reclutó. El cuerpo del infeliz muchacho ya casado, fue confundido con otro elemento de la Tropa del Infierno neutralizado, quien perdió la cabeza. Sin embargo, «Juanito Pistolas» sería reclamado e identificado horas más tarde por su madre.

 

En Nuevo Laredo hay mucha gente coludida con la delincuencia ¿cuando ha visto usted a un Raymundo Ramos acusando al CDN de desaparición forzada, secuestro, violacion, tráfico de personas, homicidio o cualquier otro delito? No lo ha visto…. Aqui no hay periodistas amenazados, hay barco empresarios coludidos y protegidos con la amistad de Andrés Manuel López Obrador, como lo han dejado ver en múltiples oportunidades.

El 27 de agosto a pleno medio día, los señores conductores de trailers que atraviesan la ciudad, fueron sorprendidos por los balazos cruzados a la altura del puente conocido como «los aguacates».
Pese a que se dieron aviso entre ellos vía radio frecuencia, no pudieron evitar que un par de conductores terminaran heridos y algunos daños materiales. En ese enfrentamiento participaron peligrosos sicarios, con años de experiencia asesinando gente decente, como Juan Francisco Díaz alias «Juan Pistolas». Con un alto y grave umbral delincuencia desde su pre adolescencia a los 12 o 13 años. (este es el pie de esee primer video, así van en ese orden)

Se dice que hay un serio desacato entre los mandos del CDN y que esa condición ha traído serias pugnas internas. Tal vez esa sea la razón por la cual los delincuentes que tienen controlada la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo, han tenido que recurrir a trucos como «protestas» y el uso de civiles con necesidades económicas o de adicción quienes ahora hasta actores resultaron.

 

Nos Leemos La Próxima Vez…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

1 × tres =

Publicar comentario