El contundente triunfo del Partido Acción Nacional en Tamaulipas al obtener en urnas electorales casi la totalidad del próximo congreso local tiene a críticos y observadores ocupados analizando las fallas de los partidos oponentes.
Las reseñas periodísticas y los debates politiqueros de café, van desde la compra-venta de votos, hasta el factor abstencionismo, como causa del logro partidista.
Definitivamente el Movimiento de Regeneración Nacional, es el  gran perdedor de la contienda y también los más esmerados en minimizar el triunfo albiazul que los tiene «manita de puerco», boca abajo y contra las cuerdas en Tamaulipas.
Ni un solo crítico – permitame la palabra– Chairo, ha considerado el abstencionismo, como un recurso político electoral aplicable y funcional, el cual como toda estrategia desarrollada, requiere de liderazgo, coordinación, estructura y desarrollo, la cual se aplica desde que el PRI era el Partido líder en el país, no sólo en el estado.
Suponiendo sin conceder que fuese un recurso utilizado, habria que destacar que no hubo un solo episodio de violencia, o actos vandálicos que impidieran a la gente salir a votar.
El abstencionismo es un factor usado como consuelo, paliativo, un refugio para aminorar el sentimiento de derrota, claro está que es usado justamente por el gran perdedor de la contienda.
Según mi leal saber y entender, los más golpeados con su fracaso electoral son los «morenos» de los distritos 1, 2 y 3 pertenecientes a  Nuevo Laredo.
Y es que se extra limitaron en sus muestras de soberbia, desde la presunta compra millonaria de la diputación plurinominal en tercera posición de «Los Canturosas» con Carmen Lilia como titular y vocero de la familia.
Cuál mafia siciliana, el ex alcalde Carlos Canturosas Villarreal operó políticamente las 3 campañas, se dice, a sugerencia de Heriberto Cantú Deandar el candidato fallido a la Diputación federal de las elecciones del 2018.
A buen árbol te arrimas!
Los Canturosas en su soberbia, locura y exceso de asenlix o sabrá Dios que sustancias intoxicantes, trajeron desde Senadores de la República como Nestora Salgado, hasta a su presidenta Yeidckol Polevnsky hablando a nombre del Presidente AMLO, afirmando que entre  ambas familias, existe una insuperable amistad.
Ya publicaremos de nueva cuenta el video en el que Yeidckol responsabiliza al presidente de dar cabida electoral y política a sus «grandes amigos» ¿cuándo? Cuando la INTERPOL hagas su trabajo con el ex alcalde neolaredense.
No será la primera vez que el nombre de Andrés Manuel López Obrador quede ligado a la imagen de un presunto delincuente, cabe referir que cuando Yeidckol vino a Tamaulipas a dejar en claro la «gran amistad de la familia del presidente López con la familia Canturosas», ya Carlos Enrique tenía orden de aprehensión por desvío de recursos y enriquecimiento inexplicable.
Los Canturosas usaron personas ajenas y lejanas al terruño, pero con, según ellos, gran imagen nacional para apoyar un movimiento del que se apoderaron.
Su abuso y obsesión por el uso de la imagen como única herramienta política, alejó a Carmen Lilia de la verdadera labor que debió desempeñar: como plurinominal, usar bajo perfil y apoyar a los 22 candidatos de MORENA en el estado.
Sin embargo, su patológico protagonismo no se lo permitió, de tal modo que hizo varios videos atacando al gobernador de la entidad y al alcalde de Nuevo Laredo, dando por sentado que el pueblo es ignorante y no observaría la ausencia de PROPUESTAS CONCRETAS para mejorar la calidad de vida del municipio en el que decidió concentrarse, utilizando la imagen de su difunto padre y su hermano ambos, ex alcaldes.
Carmen Lilia decidió no sudar, no trabajar para merecer, decidió ignorar su alto e inexplicable estatus económico que la colocan como uno de los dueños de 32 departamentos de lujo, 2 lavaderos automatizados de coches, socia de al menos 9 empresas registradas con su nombre ocupando mínimo, una Dirección, y varias casas aparte de la mansión en la que vive.
Según nuestra investigación basada en información pública de Estados Unidos, su verdadero hogar, gran parte de esa fortuna e inmenso capital, fue consolidado durante y después del trienio de su hermano, quien no pudo solventar 650 millones de pesos ante la ASE (Auditoría Superior del Estado).
650 Millones de pesos que eran y son, propiedad de Nuevo Laredo, 650 millones de pesos que «Los Canturosas» cual mafia local, deberá reponer y por los que deben responder legalmente
Al parecer a Carmen Lilia le tocará hacerlo como Diputada Local en funciones, si así lo exigen las averiguaciones pertinentes.
Volviendo a su fallida y vacía estrategia de campaña, Carmen Lilia amén de acusar falsamente a personas e instituciones tratando de victimizarse, – tal como lo hace su hermano- llegó al grado de responsabilizar al gobernador Francisco García Cabeza de Vaca de «todo lo que le pueda pasar» a ella y a su esposo, ex director estatal de la Policía Ministerial, señalado como líder de una banda de secuestradores hoy Notario Público.
Totalmente irracional y fuera de contexto, a media campaña la próxima Diputada Plurinominal, además de sus mentiras mal leídas y videograbadas,  hizo una denuncia pública por medio de una Carta Abierta que puso en portada el periódico al que su hermano le pagó 2.5 millones de pesos por mes durante 3 años!
Vaya con la «listísima política» que Morena esperaba!
La mujer perdida en su supremacía, en su enfermo egocentrismo, no quiso ver que en realidad lo que hizo fue arrastrar a su fango, la imagen de verdaderos operadores políticos y por supuesto, de los candidatos.
Por ejemplo, el 27 de Mayo, a 2 días de terminar la campaña, Óscar Alarcón Santos publica su foto con ella, bajo la innecesaria frase «Votar por mi es votar por Carmen Lilia Canturosas», así de enloquecidos estaban los «morenos» de Nuevo Laredo.
Debió ser dinero y nada más, el motivo de esa campaña de apoyo ilógico, ya que ella, como PLURI, no necesitaba un solo voto.
Lo más terrible fue que por ejemplo, en el distrito 01  Oscar Alarcón Santos, ni siquiera se acercó a las cifras en votos que logró el candidato del PAN Manuel Canales.
A Oscar Alarcón flaco favor le hicieron las fotos con Yeidckol, con Nestora Salgado, con Carmen Lilia en representación de «Los Canturosas» y hasta con su padrino Ramón Garza Barrios el último día de campaña, nada más no le alcanzó.
Abstencionismo? Tal vez, la gente se cansa de ser burlada una y otra vez por los mismos protagonistas…
A esperar el siguiente show de la familia CANTURISAS, porque, con esa soberbia y locura que los caracteriza, aún no se dan cuenta de los centímetros que los separan de la cárcel.
Otra que también es víctima del protagonismo y demencia política, es la presidenta de Reynosa Maki Ortiz Domínguez.
La señora Ortiz no ve la hora de salir en cada foto y video donde pueda pararse el cuello adjudicándose el triunfo de «sus» diputados, como ella dice.
Parece que ya olvidó los días en los que intentó colar a su retoño en una candidatura.
Lo intentó se dice, tanto en Acción Nacional, como fuera del partido que la tiene donde está.
Después, según el dicho de gente muy cercana a los candidatos reynosenses, la señora Ortiz Domínguez no les sirvió ni para llevarles un vaso de agua.
El trabajo político en Reynosa, como en otros municipios, comenzó desde hace más de un año con el mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos, es una campaña integral y permanente que incluye los rubros gubernamentales más sensibles.
Tras este monumental trabajo, existe el esfuerzo de mucha gente y un solo líder : el gobernador de los Tamaulipecos.
Maki debe recordar que no le está cumpliendo a la ciudadanía, con esas calles totalmente destrozadas – por especificar un compromiso –
La alcaldesa ha tenido la suerte de obtener el respaldo de quien podría ser su peor pesadilla, por ahora.
Pero no debe olvidar que el hilo de la suerte, es delgado, endeble, inestable, y que ella tendría que trabajar para fortalecerlo ahora más que nunca, aunque para ello, deba bajarle 3 rayitas a su protagonismo.
Cuidado doctora, no vaya usted a padecer de hegemonía fantasiosa egocéntrica, como los Canturosas de Nuevo Laredo.
La razón es la misma: una poderosa aversión contra Cabeza de Vaca, luego de sentirse merecedores a contender por el gobierno de Tamaulipas.
Nunca le perdonaron su entonces candidatura, hoy por hoy, no le perdonan su gubernatura y ¿sabe qué?, no le perdonarán cada escalón de avance y ascenso que el gobernador logre.
Maki Ortiz y Los Canturosas, siempre serán fieros detractores de Francisco García Cabeza de Vaca y quienes se identifiquen con su gobierno.

 

En vano, los levanta faldas de Carmen Lilia Canturosas, violentaron las leyes electorales el día de la elección, aunque para tal fin utilizarán la imagen de una persona recién fallecida. Así de soberbios y corrientes se revelaron durante toda la contienda.

 

 

Flaco favor le hizo a Oscar Alarcón, la imagen de una mujer con un nivel de ignorancia tal, que, no necesitando un solo voto, igual lo exigió de los neolaredenses. Algunos dicen que el ex alcalde Carlos Canturosas como siempre, inyectó dinero a las campañas que inecesariamente le hicieron publicidad. Esa sería una explicación más coherente y lógica…. El resultado es el mismo: fracasó en su intento.

 

 

Los bienes de las soberbios perdedores Canturosas Villarreal, quienes con su patológico egocentrismo, no vieron venir que Carmen Lilia arrastraría cuál volcan de porquería, todo cuanto este su paso. Y eso que apenas comienza su incipiente carrera política. Sálvese quién pueda!

 

 

El protagonismo que padecen tanto Maki Ortiz, la alcalde de Reynosa, como Carlos Canturosas Villarreal ex alcalde de Nuevo Laredo, no es coincidencia, ambos sujetos nunca le perdonaron a Francisco García Cabeza de Vaca su entonces candidatura, hoy por hoy, no le perdonan su gubernatura y ¿sabe qué?, no le perdonarán cada escalón de avance y ascenso que el gobernador logre.
Maki Ortiz y Los Canturosas, siempre serán fieros detractores de Francisco García Cabeza de Vaca y quienes se identifiquen con su política y gobierno.

 

Nos Leemos La Próxima Vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

catorce − tres =

Publicar comentario