JUSTICIA GRÁFICA

Por: Sofia Pacheco.

Por supuesto que hay daños colaterales.
¿Y las hermanas de cierto personaje torturadas y violadas, son o no, víctimas de venganza?
¿¿¿Quién es culpable por las acciones de sus hermanos, primos, padres, sobrinos o familia política???
Claro, siempre y cuando no estén “trabajando” para el felón criminal o la organización delictiva.
La familia de muertos y matones, en la mayoría de los casos, anteriormente eran víctimas morales.
Ahora, la capacidad criminal para torturar y asesinar a se ha agudizado, tradiciéndose en blancos humanos de venganza o negociación.
Esta nueva modalidad nos habla de un Estado de Derecho fallido a todas luces, ya que la ley y orden debidamente ejecutada por el Estado, no permitiría estos niveles alarmantes de peligrosidad y sadismo.


Se ha pasado de ejecuciones a levantones para extorción, incluyendo desde luego la tortura, incluso en ese renglón ha aumentado la capacidad de crueldad, así pasaron de “tablazos” a fracturas en extremidades, lentas y una a la vez, prolongando el dolor y sufrimiento.
Incluso el asesinato entre los mismos delincuentes se ha hecho patológico, hasta el sadismo.
Lo vemos en asesinatos donde, en lugar de usar balas, asesinan a golpes,atropellamiento y el mas reciente:
Estrangulamiento con un cable metálico.
La conducta criminal, nos indica diferentes estados de animo, escolaridad, valores morales, formación infantil.
Matar con una bala es impersonal y rápido., usar arma blanca es mucho mas personal y refleja aprecio, odio, frustraciôn desepción pero nunca indiferencia.
La asfixia por estrangulamiento,refleja la necesidad de demostrar “poder” ya que observa la agonía y muerte de la víctima.
Esa satisfacción mórbida es producto de una mente psicópata, muy alejada de los “negocios”propios del narcotráfico.
La prevención y atención a víctimas es una prioridad social que el gobierno del estado debe aplicar.
Lamentablemente a EGIDIO TORRE CANTÚ, no le importa el pueblo tamaulipeco.


Ni el de hoy, ni el que se está forjando de cara a un futuro cada vez mas trágico
Nos Leemos la próxima vez

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario