*Asesinan a DELEGADO de PGJ en Nuevo Laredo, a su JEFE DE ESCOLTAS, UN MP AUXILIAR y UNA SECRETARIA de dicha oficina.
*Fueron perseguidos y muertos cerca de las 10 de la noche.
* A Enrique Rivas le pasean caravanas armadas y el Alcalde neolaredense ni se inmuta.
RICARDO MARTÍNEZ CHÁVEZ Delegado de la PGJ en Nuevo Laredo fue asesinado al filo de las 10 de la noche del miércoles 4 de enero.
Atacado por un convoy de al menos 6 camionetas con civiles armados, el Delegado MARTINEZ CHÁVEZ de origen mexiquense y salido de las filas de SIEDO, fue perseguido varías calles para ser ejecutado junto con al menos 2 elementos de la procuraduría general de justicia tamaulipeca en las calles Eva Samano entre Municipio Libre y Lago de Chapala .
Los elementos acribillados son EL DELEGADO, EL JEFE DE SU ESCOLTA PERSONAL, UN MP AUXILIAR, Y UNA SECRETARIA DE SU OFICINA.
Mientras que un hombre y una mujer resultaron lesionados.
Es lamentable el hecho.
Es condenable también.
Pero, sin lugar a dudas “la forma” es definitivamente tan importante como “el fondo” para poder ejercer cierto tipo de trabajos, sin que ello implique sostener nexos con narcos, sencillamente se trata de realiza su labor apegado a sus funciones.
Es claro que la falta de criterio para alardear frente a delitos que ni siquiera le compete al Estado en el renglón de Procuración de Justicia, hizo mella y creó conflictos con el crimen organizado.
Cuando NO es trabajo de la Procuraduría combatir ese tipo de delito, sino OTORGAR CELERIDAD AL REZAGO DE AVERIGUACIONES PREVIAS.
Urge que el Procurador IRVING BARRIOS realice un concienzudo recuento del avance e incremento en dicho rezago para evaluar la asertividad de cada delegación.
Por otro lado, si bien el combate frontal al crimen organizado no compete a la Procuración de Justicia, SI es interés directo del Estado, quien debe solicitar efectividad y presencia del MANDO ÚNICO DE POLICÍA es decir, FUERZAS FEDERALES, organismo responsable de hacer frente a la delincuencia organizada y no la procuración de justicia estatal.
QEPD los elementos muertos de cierta manera, por la ausencia de un efectivo plan de trabajo general.
Asesinados también, por la cobardía y negligencia de ENRIQUE RIVAS quien como PRIMERA AUTORIDAD debió observar la falta de resultados de la presencia federal y demandar lo que fuese necesario para PREVENIR este delito que se veía venir desde mediados de octubre cuando el licenciado RICARDO MARTÍNEZ CHÁVEZ asumió el cargo entre consignas de ” cero tolerancia al crimen organizado” de él y de sus superiores, cuando según la Ley, dicho acto no le competía en lo absoluto.
Otro funcionario que sobre pasa sus limites laborales y demuestra una franca ineptitud para desarrollar un cargo “DE SERVICIO PÚBLICO ” es sin duda, el homólogo de la víctima en Matamoros.
Una buena dosis de calma, efectividad y estricto apego laboral, urge en la procuración de justicia.

EL DELEGADO DE PGJ RICARDO MARTINEZ CHÁVEZ FUE PERSEGUIDO Y ASESINADO ANOCHE EN NUEVO LAREDO. LO ACRIBILLARON CON AL MENOS, OTRA PERSONA. EN PARTE POR SU FALTA DE TÁCTICA Y CRITERIO PARA EJERCER Y APEGARSE A SUS FUNCIONES.

 

Momentos en el que fueron acribillados  EL DELEGADO, EL JEFE DE SU ESCOLTA PERSONAL, UN MP AUXILIAR, Y UNA SECRETARIA DE SU OFICINA.

 

 

Nos Leemos La Próxima Vez…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario